El equipo humano que conforma IBICROM es el activo más importante de la empresa. Un proceso continuado de formación y la atención al desarrollo tecnológico más avanzado con el que cuenta nuestra plantilla, hace que sea un equipo de personas preparadas técnicamente, con los conocimientos necesarios para adaptarse a los cambios del entorno y a las circunstancias del mercado.